María de Niña

Recuerdo aquel día, Madre. Cuando tu mirada se clavó en la mía. Cuando tus ojos besaron mi alma. Cuando en mi silencio, en mi mudo dolor, besaste mi alma.

Recuerdo que levanté la mirada y te ví allí, tranquila, sonriente, sonrosada. Quieta. Confiada y humilde.

Recuerdo que el mundo se paró, el día que nos conocimos. Apenas sabía nada sobre ti, no fue hasta más tarde cuando descubrí tu historia, tu renuncia a ti misma, tu entrega. No fue hasta más tarde cuando descubrí lo que realmente significa un sí.

Aquel día, sólo me quedé en tu abrazo. Cálido, tierno, reconfortante. Aquel día descubrí un amor tan profundo, tan de la carne, de las entrañas.

Contigo, Madre, no hacen falta las palabras. Siempre dispuesta, con tus brazos siempre abiertos, con tu corazón limpio.

A veces te miro, María, y como en un espejo veo mis debilidades, mis carencias, mis faltas, que en ti son virtud, pues a tu virtud desearía aspirar. Íntegra, honesta, honrada, llena de Gracia.

A veces te miro, María, y en tu dolor abrazo mi sufrimiento. Y en tus lágrimas, a los pies de la Cruz, ahogo mi llanto. A veces te miro, María, y veo a esa niña de inocencia pura que solo desea servir a Dios, pues sabe que en Él hallará felicidad.

Nunca me he sentido muy cercana a ti. Quizá porque tu eres madre, y me cuesta identificarme con esa realidad. Quizá porque la presencia de tu Hijo ha sido una realidad palpable en mi vida, y mi atención se ha ido inevitablemente hacia Él, como la de unos enamorados que no ven más allá. Pero cada vez más formas parte de mi vida. Y cada vez más comprendo tu dolor, y tu afirmación.

No sólo por aceptar la misión de Dios, sino por hacerlo consciente de las terribles consecuencias para tu vida. Por hacerlo llena de confianza.

Ojalá yo tuviera esa confianza totalmente ciega, ese soltar las riendas de tu vida y dárselas a Él, para que haga su voluntad. Sin reservas.

Sin reservas.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *