Ana
Querida Ana. El día que te conocí, vi a Dios en tí. Y al día siguiente. […]